El amor según Sacher-Masoch

  • Adrián Cangi

Resumen

Los avatares del amor en Sacher-Masoch atravesaron el desencanto, el malentendido y los poderes del artificio, para producir un movimiento del deseo. El fetiche funcionó, en el movimiento de esta obra, como una promesa ideal que proponía una fuga del deseo, y que sin embargo, no escapa a una determinación de época, para quedar anclado en un plano fijo y coagulado. Sacher-Masoch se dispone más allá de cualquier administración del género para fijar una identidad.

Si bien su literatura resulta anterior a la teorización de género, las figuras que recrea −de la mujer sármata a la criatura andrógina− importan por la magia excedentaria del revestimiento o por el efecto de envolvente que portan. El  problema de la obra de Sacher-Masoch supone nuevas síntesis entre naturaleza y artificio, entre carne y membrana inorgánica, entre performance y hábito. Una paradoja que no estaba allí toma la escena: feminiza y suaviza el aparecer, al mismo tiempo que rigidiza y apela a la crueldad del goce. En esta obra domina el sex appeal de lo inorgánico que se agrega como fetiche al cuerpo para inmortalizarlo como espectro, para hacerlo vibrar como membrana artificial.

Compartir
Cómo citar
Cangi, A. (2010). El amor según Sacher-Masoch. Nomadías, (11). doi:10.5354/0719-0905.2010.15153
Sección
Artículos
Publicado
2010-01-01